miércoles, 26 de octubre de 2011

La historia de Charles Darwin durante su viaje a las Islas Galapagos

Las Islas Galápagos, y en especial la isla de San Cristóbal, fueron escena del paso del barco HMS Beagle, que navegó por esas aguas, llevando a bordo al inglés, Charles Darwin, quien tenía cinco semanas navegando, junto con el capitán Robert Fitzroy, para investigar los lugares más alejados y vírgenes del mundo. Además visitó el Cabo de Hornos, Australia, Nueva Zelanda, Tahití y muchos otros lugares. 

El mapa que aparece bajo estas líneas muestra la ruta seguida por la embarcación.



En solo dos semanas, Darwin pudo observar, desde tierra, lo que era la Selección Natural, adquiriendo las experiencias mas importantes y fabulosas de su vida.

Pero no fue sino 25 años después que publica su famoso libro "El origen de las especies"

Esto hizo que los científicos cambiaran totalmente su forma de pensar debido a los principios de Darwin.

El 20 de octubre de 1835, zarparon de las islas Galápagos.

Este año, 2011, se conmemoró el 177 aniversario de la visita de Darwin a las Islas Galápagos, es decir, se conmemora su mayor inspiración, y evidencia evolucionaria.

Las Islas Galápagos forman el punto inicial para sus futuros trabajos.

Sin embargo, no todo fue bueno en su viaje, ya que Darwin sufría de mareos cada vez que navegaba y el costo del viaje era muy alto, £7,803 (libras esterlinas).

A continuación, un extracto, redactado con las palabras de Darwin, el 29 de septiembre, cuando navegaba por el lado occidental de Las Galápagos:

Septiembre 29 de 1.835
"Doblamos la extremidad sur occidental de la Isla Albemarle, y al siguiente día estaba calmado entre ésta y la Isla Narborough.
Las dos están cubiertas por inmensos diluvios de lava negra, que han fluido desde los bordes de las enormes calderas, como cuando una olla desborda su contenido cuando ésta es hervida o ha salido expulsada desde pequeños orificios en los flancos, y en su descenso se ha esparcido por millas sobre la costa marítima.
En las dos Islas, se conoce que han habido erupciones, y en Albemarle, vimos una pequeña fumarola saliendo desde la cumbre de uno de los grandes cráteres. Por la noche anclamos en Bank's Cove, en la isla Albemarle.
A la siguiente mañana me fui a caminar. Al sur del maltrecho cráter, en donde el Beagle estaba anclado, había otro (cráter) hermosamente simétrico y de forma elíptica, su ancho era un poco menos que una milla, y su profundidad de alrededor de 500 pies.
En la parte inferior había un lago superficial, en medio del cual un pequeño cráter formaba un islote.
Las rocas en la costa estaban invadidas de grandes iguanas negras, de entre tres y cuatro pies de largo y en las montañas, una especie similar, fea de color café-amarillento era de igual manera muy común.
Vimos muchas de éstas últimas especies, algunas corriendo fuera del camino y otras escondiéndose en sus madrigueras.
Deberé describir con mayor detalle los hábitos de estos dos reptiles. Toda la parte norte de Albemarle es miserablemente estéril".


Podemos decir, que su trabajo quedó completo, luego de pasar por la Isla James (Santiago), ya que tanto la flora como la fauna, sirvieron de inspiración para escribir, lo que hoy en día conocemos como la Teoría de la Evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada